Cuidémonos de comparar

Porque en mis ojos fuiste de gran estima, fuiste digno de honra, y yo te amé. Isaías 43:4

Todos y cada uno de nosotros somos seres especiales, no perfectos; pero si Únicos.

Cuidémonos entonces de comparar, pues con ello etiquetamos a las personas, causando profundas heridas