Cumple lo que prometes

A veces por “salir del paso” decimos SI a algo, desconociendo que nuestra familia toma esa respuesta como una promesa. Los compromisos familiares no son cosa de segundo o tercer nivel. Quizás sea leer algo juntos, jugar con ellos, cocinarles algo diferente, ir a algún lugar, apoyarles en alguna tarea... ¡Cuando tu familia ve que cumples tus promesas (por pequeñas o sencillas que sean), disfrutan de un ambiente de SEGURIDAD y por tanto de Armonía Familiar! Eclesiastés 5:5 ¡Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas! ¡Recuerda que tus palabras se convierten en monumentos! Entonces cumple lo que prometes, así sea pequeño.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Otros videos

Hablemos