Yo quisiera ser un celular

Ese bien podría ser el pensamiento de un niño o incluso de nuestro cónyuge. Y no es para menos, pues a estos aparatos les dedicamos tiempo del necesario, pero también nocivamente innecesario. Y no solo tiempo, sino también atención; invertimos en ellos sumas importantes y les damos un cuidado tan especial que termina generando un conflicto familiar.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Otros videos